CERRANDO EL PASO A LOS RESIDUOS, ABRIENDO LA PUERTA A LA ECONOMÍA CIRCULAR

La palabra residuo describe al material que pierde utilidad tras haber cumplido con su misión o servido para realizar un determinado trabajo.

En nuestra sociedad hemos venido calificando como residuos un gran número de materiales útiles. Este enfoque genera graves desequilibrios ambientales que las actuales estrategias de impulso de la economía circular tratan de revertir.

Pero, ¿ qué es la Economía Circular?. El compostaje nos va a servir de ejemplo para explicarlo.

Cada uno de nosotros generamos a diario gran cantidad de materia orgánica. A lo largo del siglo XX, su consideración como residuo nos llevó a depositarla en vertederos. Pero en las últimas décadas, conscientes del valor de esta materia, se están impulsando sistema que permitan su transformación en compost.

Rescatar los restos de materia orgánica cotidianos, someterlos a un proceso de compostaje lo más cerca posible de donde se generan para finalmente obtener un abono natural gracias a un proceso que no requiere de la aportación de ningún otro recurso, es el paradigma de este modelo de desarrollo en el que se busca reducir el uso de recursos y la generación de desechos asociados a cualquier actividad humana.

Así, cuando instalamos una compostadora en nuestra casa estamos colaborando activamente en cerrar el ciclo de materia, devolviendo ese nuevo recurso a nuestros suelos, cerrando el círculo sin consumir agua, energía ni otros recursos, en definitiva, abriendo la puerta de nuestra casa a la economía circular.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más Información Cerrar